Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

El necesario presidencialismo y el síndrome de Allende

Martín Huerta, La Nación

Chile, hasta 1833, buscaba su destino político, pero había resabios monárquicos. A Portales no le encantaba eso e ideó un gobierno republicano con una Presidencia fuerte, pero con vestimentas civiles. Duró poco, porque en 1891 y producto del triunfo de los antibalmacedistas se instauró el régimen parlamentario, que fue un desastre porque los políticos metían su cuchara en todo, vetaban a los cocheros del Presidente, tumbaban ministros, intendentes y voceras, fregaban obligando (sin que hubiera ley) a vender sus acciones a la gente de gobierno. Así nos pilló el centenario (1910), con presidentes sin mayor influencia,

(Leer más)

Ese 4 de Septiembre

Gonzalo Rojas, El Mercurio

Hay momentos en que te toca.

Si estabas en la Universidad Católica en agosto del 67, o si el 2006 eras secundario, te tocó. O, como es el caso de la generación que egresó de la media en 1970, si estabas en tus últimos meses de vida escolar el día que Allende fue votado por el 36,22 por ciento, ciertamente... te tocó.

Pero también importa mucho dónde estabas. Y si estabas -y así fue- en uno de los ambientes más apasionantes y formativos que ha habido en Chile, el Saint George's College, no te puedes quejar:

(Leer más)

El sótano de Allende

Vicente Molina Foix

Sólo estábamos la guardiana y yo esa mañana de domingo del pasado mes de noviembre en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, al sur del céntrico Barrio Brasil de Santiago. Situado en un palacete de estilo ecléctico, entre los muchos que bordean la avenida República, este museo tiene un origen español y una historia inevitablemente agitada. Surgido de la iniciativa personal del crítico de arte sevillano José María Moreno Galván (fallecido en 1981), en un gesto de apoyo solidario al Gobierno de Allende que obtuvo la respuesta inmediata de muchos grandes pintores (Lam, Saura, Frank Stella,

(Leer más)

Mapu: todo vanidad

Rodrigo Larrain

Desde hace ya varios años, aunque al principio en sordina y ahora más desembozadamente, se ha venido fraguando un mito con muy pocos referentes empíricos, estoy hablando del rol que jugó el Mapu en el gobierno del Presidente Allende y en los de la Concertación al término de la dictadura. Los militantes de ese partido habrían tenido características muy especiales, diferentes a las de otros partidos por lo que su rol no sólo habría sido único sino que tendría características trascendentales; casi como señalados por la historia. Con el libro recientemente publicado de Cristina Moyano ("Mapu o la

(Leer más)