Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

Sobreexposición

Patricio Navia, La Tercera

Al someterse a una excesiva exposición mediática en sus primeros días, Piñera arriesga desgastar prematuramente su imagen. Porque su gobierno dura cuatro años, el Presidente debe descentralizar la administración del poder, generando espacios para sus ministros y colaboradores, y reservando su posición para los grandes mensajes y momentos clave.
 
Este será un periodo presidencial intenso. Después de 20 años de gobierno centroizquierdista, la derecha llegó al poder precedida de una devastadora catástrofe. Entendiendo que no tiene demasiado tiempo para mostrar resultados, Piñera ha iniciado una apresurada carrera contra el tiempo.

En su afán por demostrar urgencia

(Leer más)

Las nuevas hojarascas

Patricio Navia, La Tercera

La reaparición de Ricardo Lagos con sus críticas a Piñera demuestra la normalidad democrática. Aprovechando el término acuñado por el ex mandatario, la hojarasca que ha distraído a la opinión pública en estos primeros 15 días del nuevo gobierno bien pudiera tener un efecto similar al que Lagos consideró como una cuestión menor contra su legado. A menos que Piñera se haga cargo de las razones de fondo de las críticas, su gobierno volverá a chocar contra la realidad de que ciudadanía, y no la autoridad, decide cuáles son los temas importantes.

 

En su esfuerzo por

(Leer más)

Daños colaterales

Patricio Navia, La Tercera

Inevitablemente, la memoria histórica del terremoto del bicentenario quedará asociada tanto a la destrucción provocada por la catástrofe y el maremoto, como a las imágenes de los saqueos del día siguiente. El dolor de la tragedia estará acompañado por la vergüenza de esas imágenes que mostraron que, después del terrible golpe de la naturaleza, la reacción de algunos chilenos podía ser tan indigna.

En situaciones similares en otros países, el temor al desabastecimiento, la incertidumbre sobre lo que se vendrá y la sensación de desamparo han producido reacciones similares en la población. En la historia de

(Leer más)

Eficiencia versus cariño

Patricio Navia, La Tercera

Michelle Bachelet construyó su popularidad (85% según la última encuesta de La Tercera) a partir de su cercanía con la gente. Sebastián Piñera, en cambio, busca hacerlo a partir de la buena gestión. Cuando se basa en el cariño, es improbable que la aprobación se derrumbe por errores de diseño o implementación de políticas públicas. En cambio, cuando se construye a partir de promesas de eficiencia, el apoyo dependerá de resultados concretos.

El terremoto transformó la luna de miel de Piñera en una tregua. Después de rechazar el llamado a un gobierno de unidad nacional, la

(Leer más)

La rebelión de los nuevos díscolos

Patricio Navia, La Tercera

Atrapado entre los partidos de su bloque y una opinión pública impaciente, Piñera terminará por alienar a la Alianza. Si mantiene altos niveles de popularidad, la influencia de los nuevos díscolos se mantendrá acotada. Pero si su apoyo cae, deberá buscar el respaldo de los partidos que ignoró al armar su gabinete.

Aunque la Alianza lo atribuyó a un problema de la Concertación, la relación del Ejecutivo con sus legisladores es compleja. La capacidad de La Moneda para distribuir puestos y espacios de poder induce a una mayor colaboración. La disciplina partidista y la capacidad de

(Leer más)

Cataclismo de transición

Patricio Navia, La Tercera

Ningún gobierno aspira a enfrentar un desastre natural mientras está en el poder. Pero si se pudiese escoger el momento para un devastador terremoto, el comienzo del periodo -o justo antes de asumir- es preferible a los últimos días de mandato. En ese sentido, Piñera tiene mucho más que ganar políticamente que Bachelet. Aunque los errores que cometa Piñera en estos días también le pesarán más que los traspiés en que incurra el saliente gobierno.

El síndrome del pato cojo que golpea a los gobiernos en su ocaso había sido notorio con Bachelet. Y el terremoto

(Leer más)

¿Qué modelo de gabinete seguirá Piñera?

Patricio Navia, El Mostrador

Aunque ha repetido que su inspiración será Aylwin, el contexto en el que asumirá Piñera es diametralmente distinto. Las instituciones democráticas funcionan y ejercen mejor control sobre el ejecutivo. La Constitución es menos presidencialista y la sociedad civil está más desarrollada. Salvo en cuestiones relacionadas con los militares y derechos humanos, Aylwin pudo ejercer más poder que sus sucesores.

Por la luna de miel de la democracia y los riesgos de la transición, sus decisiones fueron también menos cuestionadas. El empoderamiento de sus ministros fue resultado tanto de lo incipiente de la democracia como de

(Leer más)

Donde cojea la derecha

Patricio Navia, La Tercera

El Presidente electo, Sebastián Piñera, tiene el desafío de crear un poderoso cortafuegos entre los negocios y la política y aplicarlo a todos los cargos de confianza. Sólo así podrá romper el peso histórico de su sector y superar su primer error: confundir la diversidad con la presencia de independientes.

Todos los gobiernos tienen fortalezas y debilidades propias, pero también heredan aquellas que tradicionalmente ha tenido su sector. En la derecha, la relación de los negocios y la política siempre ha sido un problema. Otro: la desconfianza en los partidos políticos ha marcado a gobiernos

(Leer más)

En busca del equilibrio perfecto

Patricio Navia, La Tercera

Desde el retorno de la democracia, los nombramientos de subsecretarios han servido para balancear los gabinetes. Ahora que Piñera adoptó nuevos criterios para nombrar ministros, la incertidumbre sobre qué prioridades se privilegiarán en los subsecretarios ha generado más dudas -y por cierto más debate y presiones- que lo que ocurriría bajo los gobiernos anteriores.

La Concertación regularmente usó el equilibrio -o cuoteo- político como principal criterio para nombrar subsecretarios. Normalmente, éste pertenecía a un partido diferente al del ministro. Desde el gobierno de Lagos y con más fuerza en el de Bachelet, también se privilegió

(Leer más)

Ravinet: ¿héroe o villano?

Patricio Navia, La Tercera

 

El nombramiento del militante PDC y ex ministro Jaime Ravinet en el Ministerio de Defensa lo convierte en el principal fichaje concertacionista en el nuevo gobierno. Aunque ya ha sido acusado de traición, en tanto la defensa nacional debe ser política de Estado, el ex alcalde de Santiago puede aceptar ese nombramiento alegando servir al país. Si bien los dos conceptos son contrapuestos, al incorporarse al gabinete, Ravinet se convierte en héroe para unos y en villano para otros.

 

Puesto que la protección del territorio nacional debe ser una cuestión de Estado autónoma de los

(Leer más)