Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

Progresismos de izquierda y derecha

Roberto Meza, Radio U. de Chile

 

La segunda vuelta presidencial del 17 de enero próximo y las luchas que, a propósito de aquella están viviendo las fuerzas políticas del país, ha repuesto en los medios de comunicación una curiosa competencia por la propiedad del concepto de "progresismo", instalado hace un tiempo por sectores renovados de la izquierda PS-PPD, que, entre el socialcristianismo DC y la izquierda marxista, buscaron en las últimas décadas una nueva identidad que redefiniera una extendida apreciación que los ubicaba en el ámbito de la socialdemocracia.

Por razones culturales e históricas, la izquierda chilena, especialmente la de

(Leer más)

Los des - concertados: todos mirando más allá del 17 de enero

Eugenio Rivera, La Tercera

El 30 de diciembre del 2009 será una fecha que perdurará en la memoria nacional y será destacado en los libros de historia como un día especial, en que pudo haber cambiado el derrotero nacional. Una declaración de Eduardo Frei del día anterior, respecto de que su campaña y su gobierno los haría con total prescindencia de los partidos, detonó la renuncia, primero de José Antonio Gómez a la presidencia del Partido Radical, y luego de Pepe Auth al PPD (la cual había sido rechazada el día anterior por la directiva del partido). Los objetivos eran

(Leer más)

Los presidentes socialistas

Patricio Navia

 


La década política se inició con la victoria de Ricardo Lagos en la segunda vuelta de enero de 2000 y terminó con la primera vuelta de la contienda que escogerá al sucesor de Michelle Bachelet. Lagos (aunque formalmente milite en el PPD) fue el primer socialista después de Allende en llegar a La Moneda. Bachelet, inequívoca militante socialista, fue la primera mujer en hacerlo. Chile vivió una década bajo presidentes socialistas. Ambos tuvieron la sombra de dos personajes clave en los últimos 40 años: Salvador Allende y Augusto Pinochet. Pero el éxito de Lagos y Bachelet radicó en

(Leer más)

¿Y a quién le importa?

Gonzalo Müller

La Concertación sigue en sus incesantes esfuerzos por pavimentar la llegada de Sebastián Piñera a La Moneda. Alcanzamos a vivir 12 horas de adrenalina en esta sorprendentemente tranquila segunda vuelta. Eduardo Frei tomaba distancia de los partidos de la Concertación y validaba la critica a su conducción, acto seguido vino la renuncia del presidente de los radicales, seguido de cerca por la dimisión de Pepe Auth, ex timonel del PPD. De ahí en adelante se abrió la especulación, la caja de Pandora. El corazón concertacionista volvía a latir. Sería la jugada perfecta que obligaría a ME-O a apoyar

(Leer más)

Latorre y Escalona: los grandes electores

Carlos Correa

Mirado desde la distancia del tiempo, el 30 de diciembre será recordado como el día clave de la campaña de Frei, tal como el episodio de la Casa Naranja lo fue para sellar el paso a segunda vuelta.

Fue un día mágico para Frei : la Corte Suprema ratificó lo obrado por el juez Madrid, evitando al candidato de la Concertación un ataque despiadado desde la derecha sobre un aparente uso político del magnicidio. Además la Presidenta anuncia una nueva línea del metro, generando algo similar al viejo desalojo de la derecha, incluyendo el grueso yerro de Sabat

(Leer más)

Camilo del día después

Patricio Navia

Camilo Escalona ha mostrado poca disposición a renunciar después de que su partido cayera de 15 a 11 diputados y obtuviera su votación más baja desde 1993. Como buen estratego, el presidente del PS ya no está pensando en la cada vez más improbable quinta victoria presidencial de la Concertación. Y porque sabe que su partido debe prepararse para un nuevo escenario donde estará en disputa el control de la izquierda con el PC y el marquismo, el senador se prepara para lo que se viene después del 17 de enero. Después de todo, qué sentido tiene intentar

(Leer más)

Frei puede ganar, pero?

Carlos Huneeus

 

El pésimo resultado obtenido por la Concertación en la elección presidencial se debe a varios factores, comenzando por el grave debilitamiento de sus partidos como consecuencia de estar 20 años en el poder, con cuatro buenos gobiernos que cambiaron el país para mejor.

El debilitamiento se manifestó en el deterioro de su cohesión interna, con la renuncia y expulsión de parlamentarios del PPD, DC y PS; en el desplome de la afiliación, con organizaciones que no tienen militantes que formen la "infantería" que sea la base del trabajo electoral territorial; en la negativa a incorporar nuevos rostros entre

(Leer más)

El voto de Chile

Alfredo Negrete

No gustan los resultados negativos y menos los electorales. La  Concertación por la Democracia en Chile lo experimenta con la primera victoria de Sebastián Piñera y la probable definitiva en la segunda vuelta. Sin embargo, para la escuálida democracia continental, es buena nueva, pues implica el valor de la alterabilidad en la conducción del Estado, que es un elixir vital de la democracia.

El refresco de una experiencia política extraordinaria como son los cuatros períodos consecutivos, después de la sangrienta dictadura de Pinochet, no debe implicar  un cambio radical de rumbo en el país de la estrella solitaria,

(Leer más)

El Big Bang político

Wilson Tapia Villalobos


 

Es cierto que cuando hay balotaje todo comienza de nuevo. Tendremos que esperar hasta el 17 de enero 2010 para conocer al próximo presidente de Chile. Sin embargo, esta elección ya arrojó resultados que nadie puede desconocer. Y uno de ellos es que la política chilena está conmovida por la explosión que acompaña a los nacimientos. O, si se quiere ser dramático, al estruendoso cierre de una etapa. Acabamos de ser testigos del final abrupto de una forma de hacer política. Una especie de singularidad espacio temporal que debiera dar origen a un big bang. Y de

(Leer más)