Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

El terrorismo y lo peor que hay en el hombre

Martin Huerta, La Nación

El terrorismo es lo peor que hay en el hombre. Es un acto de barbarie para atemorizar sistemáticamente a la gente, produciendo destrucción y muerte con acciones planificadas, con afán político... o de lucro. Según Albert Camus, un caso de terrorismo en el siglo XIX fue el del escritor ruso Fedor Dostoievski, un nihilista cercano al anarquismo que buscó la libertad del hombre. Recordemos que por un atentado terrorista a Francisco Fernando, archiduque de Austria, comenzó la Primera Guerra Mundial que trajo la muerte a 8 millones de seres.

En el siglo XX, en América Latina,

(Leer más)

Del encierro a la hipervisibilización

Claudio Avendaño, La Nación

El diario El País de España -importante referente de la prensa escrita en castellano- publicó en su edición de hace unos días cinco noticias sobre el rescate de los 33 mineros, que iban desde la portada, pasando por la opinión y terminando en la economía. Probablemente es una de las pocas veces que he visto tanta presencia de nuestro país en un mismo día.

Esto es sólo la constatación de un hecho ya evidente. El rescate de los mineros en Chile fue un hecho global, visibilizado por los medios de comunicación y las Tecnologías de la

(Leer más)

Áreas silvestres protegidas: hora de abrir el debate

Flavia Liberona, La Nación

Aunque el Presidente Piñera intente tras el rescate de los 33 mineros de Atacama imprimir un nuevo sentido a la “manera chilena” de hacer las cosas y proyectar una imagen de eficiencia y perfeccionismo, lo cierto es que la “manera chilena” de hacer las cosas poco tiene que ver con hacerlo bien; la cultura chilena de hacer todo a medias es más fuerte y se impone en muchos ámbitos, teniendo como consecuencia dejar problemas y cuestiones sin resolver. Un claro ejemplo es la reforma a la institucionalidad ambiental que, tras la negociación política que permitió su

(Leer más)

Meritocracia, estandarte incómodo para la elite

Agustín Ántola, La Nación

Hace algunas décadas los círculos intelectuales expertos en asuntos humanos presentaron al mundo a una especie de invitado de piedra llamado a actuar en el escaso espacio de poder de la derecha política. Se trataba de algo tan simple como admitir que había gente con apellidos comunes, que estudió en escuelas públicas, que no disponía de una glamorosa historia familiar, pero dotada de una serie de atributos para hacer mejor las cosas que varios integrantes del clan ancestral.

Sociólogos y politólogos describen la necesidad de reconocer y promover la meritocracia, voz no muy escuchada sino hasta

(Leer más)

Un bicentenario sin integración regional

Nicolás Freire Castello, La Nación

Chile, entre otros países, festejó hace poco los 200 años de historia independiente. Un bicentenario común, que demuestra la obviedad de cuán acomunadas son nuestras raíces. Sin embargo, esta evidente multiplicidad de factores que hoy nos hacen estallar en demostraciones de felicidad, no han producido algo que a tantos parece tan natural: la integración regional.

Explicaciones puede haber muchas, pero la causa que, a nuestro juicio, parece ser la primordial, es la mala interpretación que la ciudadanía -muchas veces condicionada por la politiquería- hace de este concepto.

Cuando hablamos, en cualquier ámbito, de integración regional,

(Leer más)

La amenaza que duplica a los salmones chilenos

Raúl Sohr, La Nación

Un salmón genéticamente modificado es ofrecido para el consumo humano. Se trata de un salmón atlántico, desarrollado por la empresa Aquabounty Technologies, que entraría al mercado una vez que reciba aprobación de la FDA, la agencia de Estados Unidos responsable de los alimentos y las drogas. La industria dice que ha invertido 60 millones de dólares en la última década para poner a punto el pez que llama AquAdvantage. Los medioambientalistas lo llaman “Frankenfish” y se oponen tenazmente a su comercialización.

La FDA consideró la semana pasada la petición de Aquabounty y señaló que no veía

(Leer más)

Calidad desde el inicio

Ana María Cabello, La Nación

Los primeros años de vida son el período más significativo en la formación de una persona. Desde el nacimiento hasta los cinco o seis años de edad, el ser humano muestra avances sustanciales en su desarrollo físico, social y sicológico. Asimismo, la capacidad innata de aprender se ve afectada (positiva o negativamente) por las experiencias de vida que en cierto nivel modulan las potencialidades establecidas por la constitución biológica. De ahí que la importancia de la educación en los primeros años ya no se pone en duda. Los jardines infantiles y salas cuna

(Leer más)

A las Metas del Milenio les quedan cinco años

Jefrey Sachs, La Nación

En la cumbre de Naciones Unidas para las Metas de Desarrollo del Milenio, que se inició este 20 de septiembre, 140 jefes de Estado y de gobierno se preguntarán junto al público qué ha pasado con esta iniciativa que lleva ya una década. La respuesta los sorprenderá: mucho se ha logrado, y algunos de los hitos más excitantes se han registrado en África. Recuerdo que las Metas de Desarrollo del Milenio fueron inicialmente recibidas con cinismo, como una oportunidad fotográfica, una volada, algo inalcanzable, más que un marco para el desarrollo. El cinismo ha

(Leer más)

Infancia: después de 200 años

Elza Fagundes, La Nación

Durante los 200 años desde la Independencia, fuera de los obvios cambios políticos, que nos transformaron de colonia en país autónomo y el fatigoso progreso económico que nos tiene al borde del desarrollo, los cambios más dramáticos son sin duda alguna los que se refieren a la infancia. Aunque una de las primeras medidas del gobierno independiente, en 1811, fue declarar la libertad de vientre -los hijos que las esclavas daban a luz en el territorio nacional eran libres-, esto obedecía más a una ideología libertaria que a una preocupación especial por la niñez.

(Leer más)

Portabilidad numérica: dudas pendientes

Javier Ruiz, La Nación

Como se ha visto en las últimas semanas, la implementación de la portabilidad numérica para el primer semestre del próximo año es un hecho. Tras la aprobación en la Cámara del proyecto de ley de portabilidad numérica sólo falta el último paso: su ratificación en el Senado. Podría parecer que luego de este consentimiento, queda poco. Pero faltan varios aspectos operativos que definir, que serán tocados en el reglamento que trabaja la Subsecretaría de Telecomunicaciones y cuyo ingreso a la Contraloría se espera para las próximas semanas.

Ha tomado meses especificar todos los puntos técnicos y

(Leer más)