Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

El directorio piñerista

Felipe Pozo, La Nación

foto_0120100211210200.jpg

Si bien aún falta por conocer los nombres de los subsecretarios, los intendentes y los directores de servicios, el gabinete presentado por Sebastián Piñera constituye una potente señal de cómo entiende SU gobierno el Presidente electo.

Más allá del carácter empresarial y socialmente homogéneo de su conformación, el grupo de ministros constituye la primera estocada que el nuevo Mandatario endilga a los partidos que forman su base de apoyo.

Que no haya dudas: este no es el gobierno de la Alianza o de la Coalición por el Cambio. Tampoco se trata, simplemente, de una demostración

(Leer más)

La razón original

Felipe Pozo, La Nación

La espera del anuncio de los próximos ministros y subsecretarios, más el letargo tradicional de febrero, ha producido una especie de paréntesis en la guerrilla de acusaciones y descargos intra Concertación y, quizás con más encono aún, al interior de los partidos de la coalición todavía oficialista.

De las fuertes recriminaciones se ha pasado a un clima de mayor reposo que, tal vez, se traduzca en reflexiones más agudas y enfocadas a resolver los dilemas sustantivos que debe resolver el concertacionismo.

Una primera cuestión a encarar es la propia existencia. O, mejor dicho, la razón

(Leer más)

Los escenarios de Piñera

Felipe Pozo, La Nación

 

Se ha cerrado un ciclo. Luego de 20 años, la Concertación, quizás el más exitoso conglomerado político de la historia, deberá entregar el poder a la derecha encabezada por Sebastián Piñera. Como legado fundamental queda la recuperación democrática y la reconstrucción de bases de convivencia respetuosas, civilizadas y crecientemente inclusivas de visiones de diversidad social. También queda, pero ya en un plano más debatible, la consolidación de un modelo de desarrollo, basado en la iniciativa privada, el libre mercado y el ingreso sin límites a los cánones de la globalización.

En el debe se ubica

(Leer más)

Todas las cartas ya están echadas

Felipe Pozo, La Nación

 

No quedan más apoyos públicos que conseguir, debates a realizar, ni encuestas por conocer. El anuncio de MEO de que, finalmente y como era obvio, votará por Frei, marcó el punto final de una suerte de cacería de adhesiones por parte de uno y otro comando. Sin duda que ésa fue una batalla de alto rendimiento para el candidato oficialista, ahora de "todo el progresismo", que reclutó para su contabilidad a la casi totalidad de los dirigentes meístas, incluido el ex postulante a La Moneda. Ya volveremos sobre el significado político de la decisión de

(Leer más)

Exigencias y compromisos postelectorales

Felipe Pozo, La Nación

 

Quedan tan sólo diez días para el balotaje presidencial y, a falta de novedades de otro talante, los comandos ofrecen las últimas definiciones de votos. Por una parte el piñerismo consignó para su haber el voto de Patricio Navia, que de paso desató una pequeña tempestad de descalificaciones.

Frei sumó dos adhesiones de alta significación: los diputados Valenzuela y Escobar, los más señalados escuderos de Marco; mientras que el propio Marco Enríquez-Ominami aún no lo dice, pero ya ha insinuado con creces que marcará a favor del candidato concertacionista. Estas expresiones son particularmente importantes, pues

(Leer más)

La difícil ruta de Marco

Felipe Pozo

No es fácil el destino político de Marco Enríquez-Ominami, Al contrario, le aguardan tiempos complejos, aunque de momento disfrute de las mieles del halago por su desempeño en la primera vuelta y el capital que tiene disponible. Hoy por hoy, el diputado acapara portadas y entrevistas. Es constantemente citado por los postulantes a La Moneda. Su teléfono está lleno de peticiones y ofertas de personas importantes. Está administrando el poder de haber obtenido un millón 400 mil votos, que son aquéllos que definirán el resultado del balotaje.

Marco está atrapado en su propia retórica. Ha dicho, y con

(Leer más)

El plebiscito de enero

Felipe Pozo

En la medida que se acerca el 13 de diciembre, la primera vuelta presidencial ha ido tomando visos de trámite; expresivo y políticamente trascendental, pero trámite finalmente.

Parece muy difícil que la papeleta de enero contenga nombres distintos a los de Sebastián Piñera y Eduardo Frei. Sin embargo, la distancia entre ambos y la adhesión final conseguida por el candidato derechista serán fundamentales. Porque, si esa ecuación está radicada en márgenes que no sorprendan, la segunda vuelta, efectivamente, es otro escenario y otra elección.

También es importante recordar que el mismo domingo 13 se resuelve una de las

(Leer más)