Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

Podemos y el ?Horror vacui? de la izquierda

Nicolás Ried, El Mostrador

14-01-2016

"Horror vacui” es una expresión latina usada en estética para describir una cierta obsesión por rellenar los espacios vacíos. En pintura, se representa por saturar el lienzo con imágenes, figuras o líneas, dejando ningún espacio vacío. Horror vacui es el temor al vacío, a la vez que una pretensión por abarcar y dominar todo el plano del que se dispone, intentando hacer de la obra algo que se cierra, que se termina. Temer al vacío es una manera inocente de abordar un lienzo, ya que implica no comprender que siembre habrá algo de la

(Leer más)

Un pastor con olor a oveja

Matilde Burgos, CNN Chile


Este 13 de marzo, el Papa Francisco, cumple un año a la cabeza de la Iglesia Católica y no habrá ceremonias de festejos en El Vaticano. Como buen jesuita, celebrará en el silencio de un retiro espiritual, a pocos kilómetros al sur de Roma, junto a un grupo de cardenales, a los cuales se unión como uno más.

Si antes de vestir sotana blanca, tomaba micro en Buenos Aires, seguramente no encontró una razón para no irse a este retiro en el mismo pulman que trasladó a los cardenales; o sentarse en un puesto distinto que

(Leer más)

Cameron, recortes y the big society

Jesús Martin, Foreign Policy

¿Mayor participación comunitaria o un varapalo al Estado de Bienestar? Los primeros pasos de la propuesta estrella del primer ministro británico, The Big Society, alimenta el debate sobre el impacto social de la crisis al coincidir con una histórica y dolorosa reducción del gasto público.

A paso marcial, a pesar del escepticismo de los suyos. Al grito de “tu país te necesita”, David Cameron aprovechó su discurso final ante el Congreso Tory de Birminghan, a primeros de octubre, para volver a la carga con su proyecto de “Big Society” (gran sociedad) alegando que el interés

(Leer más)

Visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido

David Cameron, El Mercurio

Celebro la histórica visita que el Papa Benedicto XVI realiza esta semana al Reino Unido. Viene a visitarnos como Jefe de Estado y líder de una iglesia con más de seis millones de fieles en el Reino Unido, y alrededor de 1.200 millones en todo el mundo.

Al igual que otros credos religiosos, la Iglesia Católica pregona un mensaje de paz y justicia, y trabajamos estrechamente con ella para fomentar estas causas.

A pesar del momento difícil por el que atravesamos, hemos logrado conservar los recursos que destinamos al desarrollo internacional. El alivio de la pobreza

(Leer más)

Lo que escucharon 60 millones de ingleses

Jaime Antunez, El Mercurio

Al partir desde el aeropuerto de Birmingham rumbo a Roma después de cuatro exhaustivas jornadas en el Reino Unido, el Primer Ministro David Cameron expresó a Benedicto XVI: "En esta verdaderamente histórica primera visita de Estado a Gran Bretaña, Su Santidad ha hablado a una nación de seis millones de católicos, pero ha sido escuchado por una nación de más de 60 millones de ciudadanos y por muchos millones más alrededor del mundo". Luego concluyó: "En estos días ha usted realmente desafiado al país entero a sentarse y pensar, lo cual sólo puede ser algo muy

(Leer más)

El Papa en Gran Bretaña

David Gallagher, El Mercurio

La visita que hizo recién el Papa a Gran Bretaña me dejó pensativo. Por la difícil relación histórica que ha tenido el catolicismo con ese país. También por lo que me significó ser educado en un colegio benedictino inglés, tras salir de Chile a los 12 años. Rápido aprendí lo que en Chile sabe cualquier protestante o judío. Aprendí lo que es adherir a una religión minoritaria.

La visita del Papa fue muy criticada, antes de que llegara. Después fue un exitazo. La crítica se debió en parte a un escepticismo latente hacia la Iglesia Católica

(Leer más)

Divididos permanecen

Janine di Giovanni, Prospect

Tucídides escribió una vez que la guerra es un profesor violento, queriendo decir, supongo, que deberíamos aprender lecciones de las brutalidades pasadas. Sin embargo, los Balcanes, un lugar que ha sufrido más que su cuota de horrores, parecen condenados a repetir el pasado. La guerra que pulverizó a Bosnia terminó hace 15 años, pero el proceso de reconciliación no está ni cerca de haberse completado. La reconstrucción de posguerra es siempre un reto, pero Bosnia lo ha llevado a niveles espectaculares. ¿Por qué?

Cuando los líderes de Bosnia se presentaron en una deprimente base aérea de

(Leer más)

La irrupción de la extrema derecha europea

Marion van Renterghem, Jean-Pierre Stroobants y Olivier Truc, Le Monde

Hace diez años, a comienzos de 2000, los europeos armaban escándalo: en Austria, el Canciller demócrata cristiano, Wolfgang Schssel, formaba un gobierno de coalición con el partido xenófobo de extrema derecha de Jörg Haider. Los dirigentes de la Unión Europea habían castigado a Austria por unos meses con un boicot político de cuestionada eficacia. Hoy, la arremetida del populismo es un fenómeno a gran escala en Europa. La indignación ya no es el recurso: ¿cómo usar grandes palabras cuando el caso particular de Austria se generaliza? La idea de sancionar

(Leer más)

La batalla por ?Le Monde?

Tim King, Prospect

Le Monde es el journal de reference de Francia, al que se acude no por noticias, sino por una opinión sobre ellas: reflexiones profundas en prosa grave. Pero, como la prensa impresa en todas partes está perdiendo lectores rápido, de 406 mil hace nueve años a 288 mil en 2009. En meses recientes se convocó a presentar ofertas para rescatarlo, y desde entonces se ha desatado una batalla por el privilegio de inyectar millones en el afligido periódico, 26% de propiedad estatal.

Ahora, con el apoyo del personal de Le Monde, se han alineado nuevos inversionistas, como

(Leer más)

Francia y el fantasma haitiano

Raúl Sohr, La Nación

La pobreza de Haití ha sido analizada hasta la saciedad. Pocas sociedades han sido objeto de tantos seminarios y ensayos para entender las raíces de su miseria. La nación caribeña alguna vez, antes de su independencia, tuvo una economía floreciente. Esta semana, un centenar de intelectuales ha enviado una carta al Presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigiéndole que repare una injusticia aberrante que explica, en parte, la precariedad. Los firmantes de la misiva señalan: “Considerando las necesidades financieras urgentes de este país devastado por el terremoto del 12 de enero, nosotros le solicitamos, señor Presidente, que restituya

(Leer más)