Tumblr.png1389631379761-RSS.pngFacebook.pngTwitter.png

El Nacional de Literatura merece una muerte digna

Antonio Gil, La Nación

foto_0120100724185038.jpg

Hoy, en la mayoría de esos aborrecibles garitos con pretensiones de casino que infestan orgullosos las ciudades de Chile, se pueden ver máquinas que imitan carreras hípicas. Se trata de una barata y sospechosa sustitución de la realidad, creada para principiantes. Allí, antes de iniciar la simulación de cada carrera, un randomizer, en forma seudo aleatoria, selecciona de una extensa lista los nombres de algunos caballitos virtuales y los pone sobre la línea de largada, lo cual permite que en cada carrera participen caballos que tienen distinto nivel de competitividad, a los cuales pueden apostar los

(Leer más)

Un traspaso del mando con guión de García Márquez

Antonio Gil, La Nación

Pánico, depresión, insomnio, irritabilidad y alucinaciones atacan a la población desde el día mismo del terremoto, y hasta más o menos un mes más tarde, afirman los expertos. Tengo la plena certeza de que esto último, una gigantesca alucinación colectiva, fue lo que creímos vivir y ver los chilenos durante ese viejo ritual republicano en que Sebastián Piñera Echenique asumió el jueves pasado, en el Congreso Nacional, la Primera Magistratura de este inverosímil país. Los expertos en salud mental aseguran que los fenómenos telúricos tienen un impacto directo en la psique de las personas, variando su

(Leer más)

Ravinet y el retail de los ?Fierros?

Antonio Gil, La Nación

Dejémonos de lado las mezquindades: tenemos un ministro de Defensa que es un lujo como lector. Jaime Ravinet de la Fuente es, sin lugar a dudas, un hombre experimentado, fogueado, un luchador que ha sabido defender sus propios intereses con dientes y muelas, tanto en el ámbito político como en el empresarial, con mayor o menor fortuna, y lo ha hecho sin melindres ni medias tintas, de una manera tan gallarda, que ha dejado una huella imborrable en nuestra historia reciente, como demostración palpable de su capacidad defensiva ejemplar y sin precedentes. Se defendió de

(Leer más)

La democracia de los desacuerdos

Antonio Gil, La Nación


Como el avezado comerciante que es, imaginamos a nuestro flamante Presidente electo sacando un roñoso cuaderno en que se lee clarito: dos parlamentarios más para la Alianza en la Cámara, y tres representantes más para la Concertación en el Senado.

Un negocito complicado para el hombre como cualquiera puede ver. No les quepa duda que de ser de otra forma, en lugar de implorar, con tiritón de pera incluido, por una “democracia de los acuerdos” y un gobierno de “unidad nacional”, el próximo Mandatario no trepidaría un segundo en pasarle al país una aplanadora por

(Leer más)

¡Guarden las guaguas que vienen los comunistas!

Antonio Gil

Como “un error fatal” calificó el apoyo del Partido Comunista a la candidatura presidencial de Eduardo Frei, el profético y profundo presidente de la UDI, y fiel representante de esa derecha nuestra que camina arrastrando los nudillos, don Juan Antonio Coloma. El iluminado y esclarecido senador Coloma expresó que “el apoyo del Partido Comunista a Frei, demuestra que el gobierno del candidato sería un gobierno comunista” ¡Qué susto!

Luego de tanto esfuerzo neuronal, de tanta capacidad de análisis político, no sería raro que este actualizado y serio estadista sea abducido por los extraterrestres para revisar a fondo su

(Leer más)