Equidad de género en la sustitución del sistema binominal

Contingencia

Stefany Acuña, Centro Democracia y Comunidad

Se puede decir con todas sus letras que la inclusión de cuotas de género en el “Proyecto de ley que sustituye el sistema electoral binominal por un sistema electoral proporcional”, es un hito histórico de reivindicación de los derechos de la mujer en Chile, ya que genera una mayor equidad de género en las listas de candidaturas a parlamentarios.

Se observa como nuestro país se coloca al día con los compromisos suscritos en la Declaración de Naciones Unidas en la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing (1995), y también a la par de los países vecinos de la región que ya han sancionado sobre esta materia: “Argentina (1991), México (1996), Paraguay (1996), Bolivia (1997), Brasil (1997), Costa Rica (1997), Ecuador (1997), Panamá (1997), Perú (1997), República Dominicana (1997), Venezuela (1998), Colombia (1999), Honduras (2000) y Uruguay (2009)” (Archenti  y Tula, 2013).

La legislación transitoria de cuotas de género acelera considerablemente un proceso de transformación sociopolítico que por sí mismo ha sido lento, disminuyendo la subrepresentación política de las mujeres que hasta hoy existe en Chile. A su vez, generar políticas bajo este tenor evidencia la necesidad de nuevos liderazgos, un recambio de parlamentarios, un aumento de la competencia frente al voto voluntario y aumento de la validación femenina desde los partidos políticos.

Cabe señalar respecto del estímulo fiscal transitorio propuesto por este proyecto de ley para promover candidaturas femeninas viables, que se debería pagar por voto ganado a cada candidata, para no solamente favorecer a las candidatas electas, sino que potenciar su aumento en general. Además se debe otorgar un aporte a los partidos políticos cuyas candidatas logren un escaño en el Congreso, para que éste sea utilizado con la finalidad de aumentar la equidad de género y la participación de la mujer, sin embargo el uso de estos recursos públicos debe estar justificado a través de cuenta pública con indicadores de gestión de transparencia y accountability.

Por último, para dar mayor sustentabilidad y aplicabilidad en el fortalecimiento de nuestra democracia se precisa incorporarla en la Ley de Primarias, para no desincentivar por esta vía la representación y participación de la mujer en política. Además, de incorporar sanciones para los casos de incumplimiento de las cuotas de género ya definidas, evitando que no se transforme en cuotas laxas, donde en la práctica no se utilicen efectivamente.

Finalmente, el robustecimiento de nuestra democracia requiere fuertemente de la equidad de los distintos sectores en la toma de decisiones, abordarlo complementariamente desde el ámbito de género en la sustitución al binominal nos hace crecer como una sociedad que avanza hacia una mayor igualdad e inclusión.

Link: http://cdc.cl/destacado/equidad-de-genero-en-la-sustitucion-del-sistema-binominal

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS