Educación superior: la agenda neoliberal de Piñera

Contingencia

Nelson Ruminot, La Nación

La actual ofensiva por la privatización de la educación chilena es parte de un intento global iniciado en la dictadura y continuada por los gobiernos de la Concertación, que consolida al neoliberalismo como modelo de desarrollo, que en su actual fase pretende homologar a la educación superior privada con la educación pública a través de una serie de reformas que buscan el control del sistema de educación superior por las leyes del mercado. Esta pretensión se aleja de la formación de un proyecto nacional construido por y al servicio de las grandes mayorías nacionales.

Como forma de dar continuidad a esta ofensiva, el Mineduc, encabezado por Joaquín Lavin, ha iniciado una agenda neoliberal que pretende, en primer lugar, consolidar una nueva ley de calidad para la educación superior basada en la hegemonía del mercado. Lo segundo, es la extensión de espacios de decisión del Consejo de Rectores al conjunto de las universidades del sistema, concentrando en una sola instancia la toma de decisiones y direccionándola hacia criterios mercantiles, por la participación directa de empresas privadas en los directorios de las universidades públicas no estatales. El tercer punto es que el financiamiento estatal directo que comparten las 25 universidades públicas se hará también con las universidades acreditadas, destinando los recursos de todos los chilenos a los proyectos educacionales privados en desmedro de los públicos.

Por esta razón, se hace fundamental la construcción de un proyecto nacional de desarrollo que oriente la construcción de un nuevo tipo de universidad pública acorde con el modelo de sociedad en construcción: un gobierno democrático del nuevo tipo. No se trata entonces de que el sistema no deba extenderse al conjunto de la educación superior, sino de la forma en que se realiza y al servicio de qué intereses. Cualquier ampliación se debe desarrollar desde el sistema público hacia el privado, y no al contrario. Esto implica que el conjunto de las comunidades universitarias, trabajadores, académicos y estudiantes participen en el proceso de discusión regulatoria de la educación superior en Chile.

Frente a la agenda neoliberal del gobierno de derecha, que es tremendamente peligrosa y adversa a los intereses de las grandes mayorías nacionales, urge generar un gran proceso de movilización y cuestionamiento nacional que permita a la sociedad civil incidir plenamente en la construcción democrática de un nuevo proyecto nacional de desarrollo alternativo al neoliberalismo. Éste debe ser más amplio y convocante que las actuales movilizaciones estudiantiles, que si algo ellas dejan en evidencia es que sólo un movimiento amplio y diverso del conjunto de los actores educativos puede remecer efectivamente las bases de esta agenda derechista. //LND

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS