El silencio de la Vida; Derechos Versus Mercado. Africa: Big Pharma`s Drama.

Victoria Valdivia

“Los Hechos no dejan de existir porque se les ignore”

Aldoux Huxley.

 

El Silencio de la vida; Derechos versus Mercado.

Victoria Valdivia.

Universidad Central de Chile.

Escuela Ciencias Políticas.

episoma@gmail.com

 

 

El pasado 9 de Diciembre, la FAO 1 dió a conocer el Mapa de Desnutrición y Hambre del Mundo, en el marco de el último informe de dicha organización; “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo”(SOFI 2008).

Acorde a dicho mapa, la población más vulnerable, en el mundo, se encuentra ubicada en África Subsahariana, en donde una de cada tres personas (236 millones en 2007) sufre de desnutrición crónica. África Subsahariana, también encontramos cifras abismantes de analfabetismo, en donde 140 millones de adultos, son analfabetos.

 

Los datos anteriores, sumados a las altas tasas de natalidad y mortalidad de la población africana; sumado a la falta de legislación contingente a los tiempos que vivimos, han convertido a África Subsahariana, en el gran laboratorio del mundo; en donde los costos de producción de fármacos (en cuanto al testeo en humanos), ha llevado a prestigiosas empresas farmacéuticas a probar sus nuevos remedios en ésta vulnerable población.

 

Tal es el controversial caso del fármaco Trovan, del laboratorio Pzifer, que en 1996 fue testeado en 200 niños de el Kano, en Nigeria. En aquel entonces, un brote masivo de meningitis, llevó a la farmacéutica a enviar representantes a aquella parte de África, con el fin de testear en dos centenares de niños, el nuevo medicamento que podría aliviarles de los males de la meningitis. Sin embargo, como se trataba de un medicamento en fase de prueba, 11 niños fallecieron y el resto padece secuelas tales como sordera y ceguera; sin duda “efectos secundarios”.

Cuatro años más tarde, Juan Walterspiel, miembro del equipo de Pzifer, admitió por medio de una carta, que el controversial medicamento estaba aún en fase de experimentación y que habría sido aplicado sin que éste hubiese pasado el testeo previo; incurriendo en una violación a las normas éticas de testeo en humanos.

 

Sin embargo, a pesar de la gran cobertura mediática que recibió el caso, lejos de encontrarnos frente a una lección que jamás debería ser repetida, recién nos encontramos en el punto de inicio de la gran problemática del denominado Big Farma; ¿Son los Derechos Humanos, realmente válidos, en poblaciones tan vulnerables como la africana e india, frente a las demandas del mercado farmacéutico?

 

Hoy en día, al menos 25 millones de la población de Africa Subsahariana, está contagiada con VIH2, lo que se traduce en múltiples y variadas enfermedades como consecuencia en la baja de defensas. Es una población de alto riesgo, que significa un gasto 5 veces menor, que en los países desarrollados, acompañando ésto con la carencia de regulación ética sobre la experimentación y la constante de alto contagio epidemiológico, que hace a la población recurrir a los experimentos como la única vía de acceder a medicamentos que podrían tratar sus afecciones3, se produce la desigualdad frente a los derechos que nos involucran y protegen por el simple hecho de ser humano.

 

La Declaración Universal de Derechos Humanos, expresa en sus artículos, la protección de aquellos derechos que son reconocidos como inherentes al humano; vale decir, que le atañen por la simple condición de pertenecer a la especie humana; eso en cuanto a la idea de ésta declaración.

En el artículo tercero de dicha Declaración, se expresa que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”4, mediante el cual queda abolida toda forma de asesinato, etno o genocidio. Utilizar, por tanto, al hombre como un simple cobayo; es negarle el derecho a la seguridad, someterlo de alguna forma a una extraña clase de esclavitud, en la medida que el sujeto no expresa su consentimiento con las mismas prácticas y por sobretodo es una negación rotunda a la posibilidad de vivir, dado que en una fase de testeo las posibilidades de sucumbir, aumentan descomunalmente ; no hay seguridad en la efectividad del procedimiento.

En añadidura, tenemos una segunda regulación normativa, en cuanto a la práctica médica; la Declaración de Helsinki, la cual regula la investigación biomédica; en donde se expresa que el interés de los pacientes tiene que prevalecer siempre por encima del interés científico, los medicamentos testados deben ser relevantes para aquellos pacientes y una vez comercializados tienen que ser accesibles a la población. Además, los pacientes deben saber que están participando en un ensayo clínico y deben estar informados de todos los riesgos que corren.5

 

Es en éste punto, en donde el alto nivel de analfabetismo entra en juego. Muchas de las declaraciones de conocimiento de los experimentos, se entregan de forma escrita, sin mayor explicación. Muchas veces, las mismas declaraciones son entregadas en lenguas distintas a la que la población habla, por lo que más allá de si saben leer o no, la persona no se entera a qué está suscribiendo. Tal fue el caso con el retrovirus Tenofovir, el cual ataca al VIH, aplicado en 400 prostitutas de Camerún, en el 2005. En aquella ocasión, el informativo sobre los daños colaterales del Tenofovir y su calidad de experimento, fue entregada en inglés, en una población de habla francesa.

En efecto, las principales violaciones apuntan básicamente a que los sujetos de experimentos no están al tanto de lo que les será realizado, los mismo, no reciben garantía de un tratamiento médico tras el término de la fase de experimentación (en caso de necesitar más dosis del fármaco), los fármacos a producirse, están destinados a enfermedades occidentales, por lo cual no estarán disponibles en el mercado farmacéutico del área donde se experimenta, ni responderá a las necesidades médicas de dicha población y finalmente la administración de placebos, sin el suficiente control médico.

 

Así mismo, nos encontramos que dichas prácticas son prohibidas por una tercera Declaración, la de Nuremberg, destinada igualmente a la regulación de la investigación biomédica, en donde se añade el factor de restricción de quienes son sujetos de experimentación, prohibiéndose que aquellos sujetos pobres, sin acceso a medica, puedan prestarse como cobayos humanos, a fin de que el experimento, no signifique el único acceso a fármacos por parte del sujeto; condición, que si tenemos en cuenta la realidad Africana, bajo el informe de la FAO, constituye una nueva violación.

Sin embargo, a pesar de las ya identificadas violaciones a las Declaraciones de Nuremberg, Helsinki y de Derechos Humanos, el problema del Big Farma en Africa e India, aún no logra instaurarse en Occidente, como un tema constante en la mesa de trabajo, al cual debemos encontrar una solución, a pesar que las declaraciones que son violadas, son producto de la misma sociedad Occidental.

 

Tal parece ser, que el cambio de paradigma entre Oriente y Occidente, gira en virtud de la maximización económica de aquellas grandes empresas farmacéuticas, las cuales poseen la mejor propaganda; fabricar soluciones que signifiquen vida. Es en ésta propaganda, en la cual se fundan las esperanzas de los enfermos, sin conocer el costo que cada nuevo remedio significa.

Cabe preguntarse, a ésta altura, ¿Qué habría pasado si en lugar de Camerún, se hubiese tratado de alguna ciudad de Suiza? Sin lugar a dudas, el rigor de la Ley no se hubiese hecho esperar y sería recordado como una masacre, la cual habría generado una nueva medida de regulación; tal como ocurrió a fines de la Segunda Guerra Mundial, cuando tras descubrirse las prácticas de médicos nazis, se origina la Declaración de Nuremberg.

 

La falta de preocupación por parte del mundo Occidental, frente a las numerosas demandandas que han llegado a cortes estadounidenses y/o ante las numerosas voces de alerta frente a la mala práctica en África y actualmente en India, crean la impresión de existencia de dos mundos en uno sólo; uno donde todos los hombres son iguales y un segundo, en donde todos son iguales pero inferiores al primer mundo.

Sin bien es cierto, el uso del término <<tercer mundo6>>, como referencia a aquellos países subdesarrollados y con una base económica agraria, se ha ido espaciando en el tiempo; las características que lo constituyen no han desaparecido del inconsciente colectivo. Identificamos a aquellos países tercer mundistas debido a su escaza infraestructura, graves problemas sanitarios al carecer de salud pública, entre otros factores. Los identificamos como más vulnerables y dependientes a aquellos países desarrollados y a pesar de ya no utilizar el término tercer mundo y haberlo sustituido por uno que suene más esperanzador; en vías de desarrollo7, seguimos con la concepción de tratarse de países inferiores, menos iguales a aquellos que ya han alcanzado el desarrollo y por tanto, al ser menos iguales, el respeto por los Derechos de las personas que componen dichos países, pasan a ser materia de segundo grado.

 

Con una visión sobre Derechos e igualdades entre humanos, casi nula, frente a los países en vías de desarrollo, el choque de los intereses comerciales privados y los derechos de la población, es cada vez más fuerte.

Al ser las instituciones, débiles y con regulaciones correspondientes a la época colonial, no se encuentran en facultades de regular los experimentos de las farmacéuticas sobre la población en la cual, dichas instituciones, poseen jurisdicción y jurisprudencia.

La Asociación Médica Mundial, declara la necesidad de crear comités de ética, que regulen las prácticas experimentales, a fin de cumplir con lo expresado en la declaración de Helsinki. Sin embargo, en África, dichos comités son nuevos y no cuentan aún con los medios suficientes para ofrecer una fiscalización rigurosa8.

Todo lo explicado anteriormente; la devaluación de la vida de aquellos que viven en el tercer mundo, la desigualdad de derechos; ha hecho que las farmacéuticas apuesten por la maximización de su producción, pues serán esos medicamentos los que ayuden a salvar a aquellos que son sus iguales; vale decir la población Occidental, pues incluso es distinto un país en vías del desarrollo de América que uno en África.

Pues bien, con un costo hasta 5 veces menor, en fase de testeo, con una población abundante y altamente patológica; vulnerable y que no se encuentra regulada nni protegida por ninguna Institución que asegure la vida y seguridad, las farmacéuticas, en la década de los 90, llego a facturar 480.000 millones de dólares, lo cual supera el PIB delos países de la región subsahariana, el cual fue de 380.000 millones de dólares. 9

Las cifras, para las farmacéuticas, hablan por sí solas. Acorde a las exigencias del mercado, donde a diario la competencia se torna más agresiva y los medicamentos genéricos están ganando escenario, se necesita bajar los costos de la producción para así también lograr reducir los costos de venta y lograr cubrir con mayor eficacia un espectro mayor del mercado; es una lógica que subyace en los principios más básicos de nuestra economía; a mayor producción, menor costo y por tanto mayor ventas, lo que se traduce en mayores ganancias, dado que el costo es el mínimo posible.

 

No obstante, éstas farmacéuticas, que velan por su bienestar económico y proveen a la población de la promesa de salud y mayor longevidad, olvidan el costo humanitario.

Lamentablemente, la población Africana (del área subsahariana y partes pobres del continente) e india, ha caído en el olvido, sucumbiendo ante la lucha con el mercado competitivo occidental.

 

Las comisiones éticas en las localidades, no poseen los medios para funcionar, mientras en el otro lado del mundo, se respaldan las prácticas del Big Farma, debido a que dichas prácticas producirán medicamentos para tratar las enfermedades de la parte del mundo de donde dichas empresas son originarias.

Incluso, los casos que se conocieron en cortes occidentales, terminaron siendo silenciadas, bajo suculentos arreglos extra judiciales, tal es el caso de Pzifer, la cual tras ser demandada por el gobierno Nigeriano. La demanda civil contra la farmacéutica, declaraba que los experimentos llevados a cabo con Trovan, habían sido aplicados a menores sin el consentimiento de los padres. Sin embargo, tras más de 13 años, el gobierno de Nigeria, retiró la demanda, tras recibir más de 7000 millones de dólares, como indemnización, extra-judicial, por parte de la farmacéutica. 10

 

 

 

Los Estados Africanos y el mismo Estado de India, están incapacitados para brindar a la población protección y asegurar el cumplimiento de los Derechos que les son inherentes. En África, la inestabilidad política, ha traído como consecuencia, el salir de la situación de colonias europeas, para transformarse en el gran laboratorio del mundo. Lamentablemente aún no consiguen la libertad ni igualdad con sus pares occidentales.

 

No obstante, no debemos olvidar que vivimos en un mundo globalizado, en donde la interdependencia económica, ha forzado la interdependencia política y un extraño intercambio cultural; que si bien es cierto, aún es polémica si se trata de un proceso o un fenómeno, no podemos negar que ha hecho de nuestro planeta un lugar mucho más pequeño, en donde lo que pase al otro lado del mundo, más temprano que tarde nos va a afectar.

En consideración a la incapacidad de los mismos Estados, para proteger a su población, es que países que se han tornado líderes, los utilizan para el máximo beneficio y así fomentar la dependencia económica con ésta parte del mundo.

Aún así, a pesar de este aspecto negativo de la globalización, no debemos olvidar que es una acción en conjunto y que por tanto es competencia de la sociedad civil, el fiscalizar el cumplimiento de los Derechos básicos del Hombre; primeramente asegurar el derecho a la vida.

 

Es responsabilidad de cada uno de los Estados y sus respectivas sociedades civiles, que se encuentren en esta red global, el correcto desarrollo de aquellos que son hoy más vulnerables, pues vivimos en una aldea global, donde no pueden entenderse por separado cada territorio, en ciertos aspectos, como su estabilidad y seguridad, para considerarnos en otros (como relaciones económicas) un todo conectado; un gran organismo.

No debemos olvidar, el marco económico actual. Estamos viviendo una crisis económica que según proyecciones de destacados economistas, se resolvería a más tardar el 2014; que ha significado un gran dilema de cesantíal colocando indicadores de pobreza, en los países desarrollados, además de una crisis alimenticia a nivel mundial, que coloca en jaque la seguridad de los Estados11. Si el impacto es de ésta magnitud en países desarrollados, que deberían estar mejor preparados para situaciones de emergencia, el nivel de vulnerabilidad de aquellas poblaciones humanas, que ya eran vulnerables previo a la crisis, aumentará peligrosamente, al borde de nisiquiera ser necesarias para la supervivencia de Occidente.

No obstante, en el marco de una crisis económica, también surge la posibilidad de establecer un cambio en el paradigma económico y lograr hacerlo más “humanitario”, se da la situación coyuntural que permite establecer denuncias y re establecer la importancia de los Derechos Humanos, impidiendo que la batalla entre derechos y mercado, tenga siempre como único vencedor al mercado liderado por aquellos que ésten económicamente mejor posicionados. Quizás sea ésta la oportunidad de que realmente se produzca un cambio de paradigma en donde sea menos igual aquel que menos posee. 12

Es necesario establecer un sistema global, que signifique el respeto por garantías básicas para el hombre, independiente de su nacionalidad, edad o procedencia. Establecer normas éticas que sean cumplidas sin excepciones en todas las poblaciones humanas; no nos podemos permitir un nuevo Delhi, en donde el pasado 9 de Septiembre del presente año, se declaró la muerte de 49 bebés de 0 a 1 año, por pruebas de fármacos para la hipertensión, en donde además, se denunció a la Comisión de Derechos Humanos y ésta ha respondido que investigará para ver si se trata o no de una violación al tercer artículo de la Declaración Universal.13

Lamentablemente, en la actualidad, los Derechos Humanos poseen fronteras en su lucha contra el mercado, específicamente farmacéutico, que ha sido el revisado en el presente trabajo, han ocupado la silla de perdedores.

Las ideas liberalistas de igualdad de derechos, no pueden sucumbir ante su máxima institución económica que se cristaliza en el modelo de mercado actual. Necesitamos, como cientistas políticos (a pesar de no ser excluyente a otras disciplinas afines), situar el problema del Big Farma y violaciones a Derechos Humanos, en el centro de nuestros quehaceres, pues es entorno a éste conflicto que veremos el rol del nuevo Estado; que debería surgir a partir de la crisis económica actual, que quizás sea la instancia en que cambien los paradigmas de mercado como ente vencedor y dominante de Derechos.

Nuestro compromiso con la política, surge primeramente por el compromiso existente con la sociedad y su protección. Estamos en un mundo interconectado, que apuesta a diario por la reducción de fronteras; un mundo pequeño y unificado en sus distintos aspectos (financieros, políticos, culturales, etc.), por lo cual la sociedad con la cual debemos comprometernos, deja de ser aquella que está suscrita a nuestro Estado- Nación de origen; es una sociedad global, por lo cual el compromiso debe extenderse hacia la población global.

Sin dudas, éste es recién el punto de partida, por lo cual se sugiere observar de cerca el comportamiento de diversas ONG y programas de salubridad, para proyectar distintos escenarios, orientados a una posible solución del Big Farma y a su vez, la protección de los Derechos de la población Africana e India, en igualdad de condiciones que la población occidental.

Bibliografía Consultada.

África, víctima de Big Farma

http://www.lemondediplomatique.cl/article.php3?id_article=179

 

Declaración de Helsinki.

Http://www.bioetica.uchile.cl/doc/helsink.htm

 

El País (6 de abril de 2009) Pfizer negocia con Nigeria un acuerdo extrajudicial por la muerte de 11 niños en ensayos clínicos”

Http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Pfizer/negocia/Nigeria/acuerdo/extrajudicial/muerte/ninos/ensayos/clinicos/elpepusoc/20090406elpepusoc_2/Tes

 

Médicos sin Fronteras
www.medicisenzafrontiere.it

 

El Jardinero Fiel”; lo que la película omitió; Sonia Shah. Traducción de la nota homónima de , publicada en The Nation, el 30 de agosto de 2005; Saber Como ; Instituto Argentino Para el Desarrollo Económico.

Http://www.iade.org.ar/modules/noticias/article.php?storyid=549

 

 

Reporte Anual 2008; África Subsahariana; Amnistía Internacional.

Http://www.amnesty.it

 

Ethics in international health research: a perspective from

the developing world; Zulfiqar Ahmed Bhutta1 , Organización Mundial de la Sanidad.

http://whqlibdoc.who.int/bulletin/2002/Vol80-No2/bulletin_2002_80(2)_114-120.pdf

 

Nigerians sue Pfizer over tests deaths ; BBC News; 30 Agosto 2001.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/business/1517171.stm

 

 

Declaración de Derechos Humanos; Organización de las Naciones Unidas.

http://www.un.org/es/documents/udhr/

 

The Times of India, New Delhi mueren 49 bebés.

http://timesofindia.indiatimes.com/

 

El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo. Informe FAO.

http://www.fao.org/news/story/es/item/8836/icode/

 

Entrevista a Annelies Den Borne, Asociación WEMOS.

http://www.salutxdesenvolupament.org/es/node/381

 

Call for ethical trials in developing countries ; Informe Asociación Wemos.

http://www.fairdrugs.org/

Nigeria Demanda a Pzifer; noticia BBC NEWS.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6722000/6722883.stm

 

 

 

 

1Organización de las Naciones Unidas para la Forestación y Agricultura; 9 Diciembre 2008.

2Sarah M. Castillo, Clínica Corominas; Virología, El VIH y el SIDA, Santiago, República Dominicana.

3Artículo de “Le Monde Diplomatiqué”; África, víctima del Big Farma; Jean-Philippe Chippaux ; Junio2005.

4Art. Tercero, Declaración Universal de Derechos Humanos; Naciones Unidas , 1948.

5Palabras de la Doctora y Licenciada en Ciencias Políticas, Annelies Den Boer; Asociación Wemos, frente a la práctica de experimentos en PVD en África; 8, Octubre, 2008.

6Termino acuñado por el economista francés Alfred Sauvy( 1952), hace referencia a aquellos países que no se alineaban con ninguno de los dos bloques en pleno período de Guerra Fria.

Actualmente, con la disolución del bloque comunista, el término es acuñado de forma espaciada, para designar a los países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

7Término actual para denominar a aquellos países con base industrial subdesarrollada, el cual ha pretendido ser una base para establecer igualdad entre naciones, teniendo como factor común llegar al desarrollo. Supondría que ya no existirían naciones inferiores por su grado de desarrollo, ya que la implicancia de decir “en vías de”, supone que se encuentra en marcha al desarrollo, alcanzándolo tarde o temprano e igualándose a las naciones desarrolladas, a diferencia con otros términos que encasillaban al país en un escalafón determinado, sin mayor y real posibilidad de movilidad

8Véase http://www.pabin.net : El sitio web, se declara como nuevo, a pesar de ser la cara visible de las entidades éticas que regularán los experimentos en humanos. Así mismo, dicho sitio se encuentra bajo construcción desde el año 2005.

He de señalar como curioso el caso, de que a pesar de llevar 4 años desde su construcción, el sitio web que debería detallar las funciones de las comisiones éticas, avances y proyectos, aún no se encuentre listo. Quizás sea debido a la falta de medios económicos.

9Cifras obtenidas de: Artículo de “Le Monde Diplomatiqué”; África, víctima del Big Farma; Jean-Philippe Chippaux ; Junio2005.

10Noticia extraída del sitio web de BBC News. http://news.bbc.co.uk

11Informe de la FAO sobre el hambre en el mundo. La seguridad se coloca en jaque en la medida que no hay alimentos. La carencia de alimentos, no sólo eleva la tasa de mortalidad por inanición y casos de desnutrición severas, sino que además incrementa el nivel de lucha por el mismo y escazo alimento; significando otro factor determinante en la tasa de natalidad. “Sin alimentos, la bestia surge y la batalla se desata”.

12Reflexión extraída en charla con el Economista Professor Foux; Coloquio, Universidad Central, Primavera 2009.

13The Times, New Delhi; 9 de Septiembre, 2009.

 

Los Hechos no dejan de existir porque se les ignore”

Aldoux Huxley.

 

El Silencio de la vida; Derechos versus Mercado.

Victoria Valdivia.

Universidad Central de Chile.

Escuela Ciencias Políticas.

episoma@gmail.com

 

 

El pasado 9 de Diciembre, la FAO 1 dió a conocer el Mapa de Desnutrición y Hambre del Mundo, en el marco de el último informe de dicha organización; “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo”(SOFI 2008).

Acorde a dicho mapa, la población más vulnerable, en el mundo, se encuentra ubicada en África Subsahariana, en donde una de cada tres personas (236 millones en 2007) sufre de desnutrición crónica. África Subsahariana, también encontramos cifras abismantes de analfabetismo, en donde 140 millones de adultos, son analfabetos.

Los datos anteriores, sumados a las altas tasas de natalidad y mortalidad de la población africana; sumado a la falta de legislación contingente a los tiempos que vivimos, han convertido a África Subsahariana, en el gran laboratorio del mundo; en donde los costos de producción de fármacos (en cuanto al testeo en humanos), ha llevado a prestigiosas empresas farmacéuticas a probar sus nuevos remedios en ésta vulnerable población.

 

Tal es el controversial caso del fármaco Trovan, del laboratorio Pzifer, que en 1996 fue testeado en 200 niños de el Kano, en Nigeria. En aquel entonces, un brote masivo de meningitis, llevó a la farmacéutica a enviar representantes a aquella parte de África, con el fin de testear en dos centenares de niños, el nuevo medicamento que podría aliviarles de los males de la meningitis. Sin embargo, como se trataba de un medicamento en fase de prueba, 11 niños fallecieron y el resto padece secuelas tales como sordera y ceguera; sin duda “efectos secundarios”.

Cuatro años más tarde, Juan Walterspiel, miembro del equipo de Pzifer, admitió por medio de una carta, que el controversial medicamento estaba aún en fase de experimentación y que habría sido aplicado sin que éste hubiese pasado el testeo previo; incurriendo en una violación a las normas éticas de testeo en humanos.

 

Sin embargo, a pesar de la gran cobertura mediática que recibió el caso, lejos de encontrarnos frente a una lección que jamás debería ser repetida, recién nos encontramos en el punto de inicio de la gran problemática del denominado Big Farma; ¿Son los Derechos Humanos, realmente válidos, en poblaciones tan vulnerables como la africana e india, frente a las demandas del mercado farmacéutico?

Hoy en día, al menos 25 millones de la población de Africa Subsahariana, está contagiada con VIH2, lo que se traduce en múltiples y variadas enfermedades como consecuencia en la baja de defensas. Es una población de alto riesgo, que significa un gasto 5 veces menor, que en los países desarrollados, acompañando ésto con la carencia de regulación ética sobre la experimentación y la constante de alto contagio epidemiológico, que hace a la población recurrir a los experimentos como la única vía de acceder a medicamentos que podrían tratar sus afecciones3, se produce la desigualdad frente a los derechos que nos involucran y protegen por el simple hecho de ser humano.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, expresa en sus artículos, la protección de aquellos derechos que son reconocidos como inherentes al humano; vale decir, que le atañen por la simple condición de pertenecer a la especie humana; eso en cuanto a la idea de ésta declaración.

En el artículo tercero de dicha Declaración, se expresa que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”4, mediante el cual queda abolida toda forma de asesinato, etno o genocidio. Utilizar, por tanto, al hombre como un simple cobayo; es negarle el derecho a la seguridad, someterlo de alguna forma a una extraña clase de esclavitud, en la medida que el sujeto no expresa su consentimiento con las mismas prácticas y por sobretodo es una negación rotunda a la posibilidad de vivir, dado que en una fase de testeo las posibilidades de sucumbir, aumentan descomunalmente ; no hay seguridad en la efectividad del procedimiento.

En añadidura, tenemos una segunda regulación normativa, en cuanto a la práctica médica; la Declaración de Helsinki, la cual regula la investigación biomédica; en donde se expresa que el interés de los pacientes tiene que prevalecer siempre por encima del interés científico, los medicamentos testados deben ser relevantes para aquellos pacientes y una vez comercializados tienen que ser accesibles a la población. Además, los pacientes deben saber que están participando en un ensayo clínico y deben estar informados de todos los riesgos que corren.5

 

Es en éste punto, en donde el alto nivel de analfabetismo entra en juego. Muchas de las declaraciones de conocimiento de los experimentos, se entregan de forma escrita, sin mayor explicación. Muchas veces, las mismas declaraciones son entregadas en lenguas distintas a la que la población habla, por lo que más allá de si saben leer o no, la persona no se entera a qué está suscribiendo. Tal fue el caso con el retrovirus Tenofovir, el cual ataca al VIH, aplicado en 400 prostitutas de Camerún, en el 2005. En aquella ocasión, el informativo sobre los daños colaterales del Tenofovir y su calidad de experimento, fue entregada en inglés, en una población de habla francesa.

En efecto, las principales violaciones apuntan básicamente a que los sujetos de experimentos no están al tanto de lo que les será realizado, los mismo, no reciben garantía de un tratamiento médico tras el término de la fase de experimentación (en caso de necesitar más dosis del fármaco), los fármacos a producirse, están destinados a enfermedades occidentales, por lo cual no estarán disponibles en el mercado farmacéutico del área donde se experimenta, ni responderá a las necesidades médicas de dicha población y finalmente la administración de placebos, sin el suficiente control médico.

 

Así mismo, nos encontramos que dichas prácticas son prohibidas por una tercera Declaración, la de Nuremberg, destinada igualmente a la regulación de la investigación biomédica, en donde se añade el factor de restricción de quienes son sujetos de experimentación, prohibiéndose que aquellos sujetos pobres, sin acceso a medica, puedan prestarse como cobayos humanos, a fin de que el experimento, no signifique el único acceso a fármacos por parte del sujeto; condición, que si tenemos en cuenta la realidad Africana, bajo el informe de la FAO, constituye una nueva violación.

Sin embargo, a pesar de las ya identificadas violaciones a las Declaraciones de Nuremberg, Helsinki y de Derechos Humanos, el problema del Big Farma en Africa e India, aún no logra instaurarse en Occidente, como un tema constante en la mesa de trabajo, al cual debemos encontrar una solución, a pesar que las declaraciones que son violadas, son producto de la misma sociedad Occidental.

 

Tal parece ser, que el cambio de paradigma entre Oriente y Occidente, gira en virtud de la maximización económica de aquellas grandes empresas farmacéuticas, las cuales poseen la mejor propaganda; fabricar soluciones que signifiquen vida. Es en ésta propaganda, en la cual se fundan las esperanzas de los enfermos, sin conocer el costo que cada nuevo remedio significa.

Cabe preguntarse, a ésta altura, ¿Qué habría pasado si en lugar de Camerún, se hubiese tratado de alguna ciudad de Suiza? Sin lugar a dudas, el rigor de la Ley no se hubiese hecho esperar y sería recordado como una masacre, la cual habría generado una nueva medida de regulación; tal como ocurrió a fines de la Segunda Guerra Mundial, cuando tras descubrirse las prácticas de médicos nazis, se origina la Declaración de Nuremberg.

 

La falta de preocupación por parte del mundo Occidental, frente a las numerosas demandandas que han llegado a cortes estadounidenses y/o ante las numerosas voces de alerta frente a la mala práctica en África y actualmente en India, crean la impresión de existencia de dos mundos en uno sólo; uno donde todos los hombres son iguales y un segundo, en donde todos son iguales pero inferiores al primer mundo.

Sin bien es cierto, el uso del término <<tercer mundo6>>, como referencia a aquellos países subdesarrollados y con una base económica agraria, se ha ido espaciando en el tiempo; las características que lo constituyen no han desaparecido del inconsciente colectivo. Identificamos a aquellos países tercer mundistas debido a su escaza infraestructura, graves problemas sanitarios al carecer de salud pública, entre otros factores. Los identificamos como más vulnerables y dependientes a aquellos países desarrollados y a pesar de ya no utilizar el término tercer mundo y haberlo sustituido por uno que suene más esperanzador; en vías de desarrollo7, seguimos con la concepción de tratarse de países inferiores, menos iguales a aquellos que ya han alcanzado el desarrollo y por tanto, al ser menos iguales, el respeto por los Derechos de las personas que componen dichos países, pasan a ser materia de segundo grado.

 

Con una visión sobre Derechos e igualdades entre humanos, casi nula, frente a los países en vías de desarrollo, el choque de los intereses comerciales privados y los derechos de la población, es cada vez más fuerte.

Al ser las instituciones, débiles y con regulaciones correspondientes a la época colonial, no se encuentran en facultades de regular los experimentos de las farmacéuticas sobre la población en la cual, dichas instituciones, poseen jurisdicción y jurisprudencia.

La Asociación Médica Mundial, declara la necesidad de crear comités de ética, que regulen las prácticas experimentales, a fin de cumplir con lo expresado en la declaración de Helsinki. Sin embargo, en África, dichos comités son nuevos y no cuentan aún con los medios suficientes para ofrecer una fiscalización rigurosa8.

Todo lo explicado anteriormente; la devaluación de la vida de aquellos que viven en el tercer mundo, la desigualdad de derechos; ha hecho que las farmacéuticas apuesten por la maximización de su producción, pues serán esos medicamentos los que ayuden a salvar a aquellos que son sus iguales; vale decir la población Occidental, pues incluso es distinto un país en vías del desarrollo de América que uno en África.

Pues bien, con un costo hasta 5 veces menor, en fase de testeo, con una población abundante y altamente patológica; vulnerable y que no se encuentra regulada nni protegida por ninguna Institución que asegure la vida y seguridad, las farmacéuticas, en la década de los 90, llego a facturar 480.000 millones de dólares, lo cual supera el PIB delos países de la región subsahariana, el cual fue de 380.000 millones de dólares. 9

Las cifras, para las farmacéuticas, hablan por sí solas. Acorde a las exigencias del mercado, donde a diario la competencia se torna más agresiva y los medicamentos genéricos están ganando escenario, se necesita bajar los costos de la producción para así también lograr reducir los costos de venta y lograr cubrir con mayor eficacia un espectro mayor del mercado; es una lógica que subyace en los principios más básicos de nuestra economía; a mayor producción, menor costo y por tanto mayor ventas, lo que se traduce en mayores ganancias, dado que el costo es el mínimo posible.

 

No obstante, éstas farmacéuticas, que velan por su bienestar económico y proveen a la población de la promesa de salud y mayor longevidad, olvidan el costo humanitario.

Lamentablemente, la población Africana (del área subsahariana y partes pobres del continente) e india, ha caído en el olvido, sucumbiendo ante la lucha con el mercado competitivo occidental.

Las comisiones éticas en las localidades, no poseen los medios para funcionar, mientras en el otro lado del mundo, se respaldan las prácticas del Big Farma, debido a que dichas prácticas producirán medicamentos para tratar las enfermedades de la parte del mundo de donde dichas empresas son originarias.

Incluso, los casos que se conocieron en cortes occidentales, terminaron siendo silenciadas, bajo suculentos arreglos extra judiciales, tal es el caso de Pzifer, la cual tras ser demandada por el gobierno Nigeriano. La demanda civil contra la farmacéutica, declaraba que los experimentos llevados a cabo con Trovan, habían sido aplicados a menores sin el consentimiento de los padres. Sin embargo, tras más de 13 años, el gobierno de Nigeria, retiró la demanda, tras recibir más de 7000 millones de dólares, como indemnización, extra-judicial, por parte de la farmacéutica. 10

 

Los Estados Africanos y el mismo Estado de India, están incapacitados para brindar a la población protección y asegurar el cumplimiento de los Derechos que les son inherentes. En África, la inestabilidad política, ha traído como consecuencia, el salir de la situación de colonias europeas, para transformarse en el gran laboratorio del mundo. Lamentablemente aún no consiguen la libertad ni igualdad con sus pares occidentales.

No obstante, no debemos olvidar que vivimos en un mundo globalizado, en donde la interdependencia económica, ha forzado la interdependencia política y un extraño intercambio cultural; que si bien es cierto, aún es polémica si se trata de un proceso o un fenómeno, no podemos negar que ha hecho de nuestro planeta un lugar mucho más pequeño, en donde lo que pase al otro lado del mundo, más temprano que tarde nos va a afectar.

En consideración a la incapacidad de los mismos Estados, para proteger a su población, es que países que se han tornado líderes, los utilizan para el máximo beneficio y así fomentar la dependencia económica con ésta parte del mundo.

Aún así, a pesar de este aspecto negativo de la globalización, no debemos olvidar que es una acción en conjunto y que por tanto es competencia de la sociedad civil, el fiscalizar el cumplimiento de los Derechos básicos del Hombre; primeramente asegurar el derecho a la vida.

 

Es responsabilidad de cada uno de los Estados y sus respectivas sociedades civiles, que se encuentren en esta red global, el correcto desarrollo de aquellos que son hoy más vulnerables, pues vivimos en una aldea global, donde no pueden entenderse por separado cada territorio, en ciertos aspectos, como su estabilidad y seguridad, para considerarnos en otros (como relaciones económicas) un todo conectado; un gran organismo.

No debemos olvidar, el marco económico actual. Estamos viviendo una crisis económica que según proyecciones de destacados economistas, se resolvería a más tardar el 2014; que ha significado un gran dilema de cesantíal colocando indicadores de pobreza, en los países desarrollados, además de una crisis alimenticia a nivel mundial, que coloca en jaque la seguridad de los Estados11. Si el impacto es de ésta magnitud en países desarrollados, que deberían estar mejor preparados para situaciones de emergencia, el nivel de vulnerabilidad de aquellas poblaciones humanas, que ya eran vulnerables previo a la crisis, aumentará peligrosamente, al borde de nisiquiera ser necesarias para la supervivencia de Occidente.

No obstante, en el marco de una crisis económica, también surge la posibilidad de establecer un cambio en el paradigma económico y lograr hacerlo más “humanitario”, se da la situación coyuntural que permite establecer denuncias y re establecer la importancia de los Derechos Humanos, impidiendo que la batalla entre derechos y mercado, tenga siempre como único vencedor al mercado liderado por aquellos que ésten económicamente mejor posicionados. Quizás sea ésta la oportunidad de que realmente se produzca un cambio de paradigma en donde sea menos igual aquel que menos posee. 12

Es necesario establecer un sistema global, que signifique el respeto por garantías básicas para el hombre, independiente de su nacionalidad, edad o procedencia. Establecer normas éticas que sean cumplidas sin excepciones en todas las poblaciones humanas; no nos podemos permitir un nuevo Delhi, en donde el pasado 9 de Septiembre del presente año, se declaró la muerte de 49 bebés de 0 a 1 año, por pruebas de fármacos para la hipertensión, en donde además, se denunció a la Comisión de Derechos Humanos y ésta ha respondido que investigará para ver si se trata o no de una violación al tercer artículo de la Declaración Universal.13

Lamentablemente, en la actualidad, los Derechos Humanos poseen fronteras en su lucha contra el mercado, específicamente farmacéutico, que ha sido el revisado en el presente trabajo, han ocupado la silla de perdedores.

Las ideas liberalistas de igualdad de derechos, no pueden sucumbir ante su máxima institución económica que se cristaliza en el modelo de mercado actual. Necesitamos, como cientistas políticos (a pesar de no ser excluyente a otras disciplinas afines), situar el problema del Big Farma y violaciones a Derechos Humanos, en el centro de nuestros quehaceres, pues es entorno a éste conflicto que veremos el rol del nuevo Estado; que debería surgir a partir de la crisis económica actual, que quizás sea la instancia en que cambien los paradigmas de mercado como ente vencedor y dominante de Derechos.

Nuestro compromiso con la política, surge primeramente por el compromiso existente con la sociedad y su protección. Estamos en un mundo interconectado, que apuesta a diario por la reducción de fronteras; un mundo pequeño y unificado en sus distintos aspectos (financieros, políticos, culturales, etc.), por lo cual la sociedad con la cual debemos comprometernos, deja de ser aquella que está suscrita a nuestro Estado- Nación de origen; es una sociedad global, por lo cual el compromiso debe extenderse hacia la población global.

Sin dudas, éste es recién el punto de partida, por lo cual se sugiere observar de cerca el comportamiento de diversas ONG y programas de salubridad, para proyectar distintos escenarios, orientados a una posible solución del Big Farma y a su vez, la protección de los Derechos de la población Africana e India, en igualdad de condiciones que la población occidental.

Bibliografía Consultada.

África, víctima de Big Farma

http://www.lemondediplomatique.cl/article.php3?id_article=179

 

Declaración de Helsinki.

Http://www.bioetica.uchile.cl/doc/helsink.htm

 

El País (6 de abril de 2009) Pfizer negocia con Nigeria un acuerdo extrajudicial por la muerte de 11 niños en ensayos clínicos”

Http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Pfizer/negocia/Nigeria/acuerdo/extrajudicial/muerte/ninos/ensayos/clinicos/elpepusoc/20090406elpepusoc_2/Tes

 

Médicos sin Fronteras
www.medicisenzafrontiere.it

 

El Jardinero Fiel”; lo que la película omitió; Sonia Shah. Traducción de la nota homónima de , publicada en The Nation, el 30 de agosto de 2005; Saber Como ; Instituto Argentino Para el Desarrollo Económico.

Http://www.iade.org.ar/modules/noticias/article.php?storyid=549

 

 

Reporte Anual 2008; África Subsahariana; Amnistía Internacional.

Http://www.amnesty.it

 

Ethics in international health research: a perspective from

the developing world; Zulfiqar Ahmed Bhutta1 , Organización Mundial de la Sanidad.

http://whqlibdoc.who.int/bulletin/2002/Vol80-No2/bulletin_2002_80(2)_114-120.pdf

 

Nigerians sue Pfizer over tests deaths ; BBC News; 30 Agosto 2001.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/business/1517171.stm

 

 

Declaración de Derechos Humanos; Organización de las Naciones Unidas.

http://www.un.org/es/documents/udhr/

 

The Times of India, New Delhi mueren 49 bebés.

http://timesofindia.indiatimes.com/

 

El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo. Informe FAO.

http://www.fao.org/news/story/es/item/8836/icode/

 

Entrevista a Annelies Den Borne, Asociación WEMOS.

http://www.salutxdesenvolupament.org/es/node/381

 

Call for ethical trials in developing countries ; Informe Asociación Wemos.

http://www.fairdrugs.org/

Nigeria Demanda a Pzifer; noticia BBC NEWS.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6722000/6722883.stm

 

 

 

1Organización de las Naciones Unidas para la Forestación y Agricultura; 9 Diciembre 2008.

2Sarah M. Castillo, Clínica Corominas; Virología, El VIH y el SIDA, Santiago, República Dominicana.

3Artículo de “Le Monde Diplomatiqué”; África, víctima del Big Farma; Jean-Philippe Chippaux ; Junio2005.

4Art. Tercero, Declaración Universal de Derechos Humanos; Naciones Unidas , 1948.

5Palabras de la Doctora y Licenciada en Ciencias Políticas, Annelies Den Boer; Asociación Wemos, frente a la práctica de experimentos en PVD en África; 8, Octubre, 2008.

6Termino acuñado por el economista francés Alfred Sauvy( 1952), hace referencia a aquellos países que no se alineaban con ninguno de los dos bloques en pleno período de Guerra Fria.

Actualmente, con la disolución del bloque comunista, el término es acuñado de forma espaciada, para designar a los países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

7Término actual para denominar a aquellos países con base industrial subdesarrollada, el cual ha pretendido ser una base para establecer igualdad entre naciones, teniendo como factor común llegar al desarrollo. Supondría que ya no existirían naciones inferiores por su grado de desarrollo, ya que la implicancia de decir “en vías de”, supone que se encuentra en marcha al desarrollo, alcanzándolo tarde o temprano e igualándose a las naciones desarrolladas, a diferencia con otros términos que encasillaban al país en un escalafón determinado, sin mayor y real posibilidad de movilidad

8Véase http://www.pabin.net : El sitio web, se declara como nuevo, a pesar de ser la cara visible de las entidades éticas que regularán los experimentos en humanos. Así mismo, dicho sitio se encuentra bajo construcción desde el año 2005.

He de señalar como curioso el caso, de que a pesar de llevar 4 años desde su construcción, el sitio web que debería detallar las funciones de las comisiones éticas, avances y proyectos, aún no se encuentre listo. Quizás sea debido a la falta de medios económicos.

9Cifras obtenidas de: Artículo de “Le Monde Diplomatiqué”; África, víctima del Big Farma; Jean-Philippe Chippaux ; Junio2005.

10Noticia extraída del sitio web de BBC News. http://news.bbc.co.uk

11Informe de la FAO sobre el hambre en el mundo. La seguridad se coloca en jaque en la medida que no hay alimentos. La carencia de alimentos, no sólo eleva la tasa de mortalidad por inanición y casos de desnutrición severas, sino que además incrementa el nivel de lucha por el mismo y escazo alimento; significando otro factor determinante en la tasa de natalidad. “Sin alimentos, la bestia surge y la batalla se desata”.

12Reflexión extraída en charla con el Economista Professor Foux; Coloquio, Universidad Central, Primavera 2009.

13The Times, New Delhi; 9 de Septiembre, 2009.

cheap high heels
cheap high heels dijo:
07/06/2013 a las 2:30, CLT
Hello everyone! Today to discuss the Global Forum for high-quality shoes.
0
0
Responder
Blededugfum
Blededugfum dijo:
03/10/2013 a las 4:47, CLT
www.marcjacobsweb.com/ ?????大?????????????????????????????????????????????????7x50?????????????????????????????????????????!
0
0
Responder

Escribe un comentario

Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesin o Regstrate gratis
Comentarios de este artculo en RSS